domingo, 10 de noviembre de 2019

Viaje a la Grecia Clásica VIII

Ya estamos en Athenas, así que ahora toca seguir viendo "piedras" pero integradas en toda una ciudad. El contraste de lo antiguo con lo moderno.
Primero, visita a la Acrópolis. Famoso conjunto monumental construido en mármol blanco y que tenemos el privilegio de pasear entre sus columnas, un lujo que pronto se va a terminar porque la intención es cerrarlo para los turistas una vez se termine su reconstrucción.

La entrada por el majestuoso Propileo del año 437 antes de Cristo.


Dentro de la acrópolis, en su parte norte resalta el Erectío, del siglo V antes de Cristo, de gran belleza, sobre todo las seis Cariatides que sujetan el tejado del pórtico. Son imitaciones ya que las originales se encuentran en el museo Arqueológico de Atenas y una "secuestrada" en el Británico.


Fachada este del  Erectío, con la vista de la ciudad en toda su extensión hacia el norte.


El Partenon, impresionante templo dedicado a Zeus.


Y esto es lo que dio de sí la fugaz visita a la Acrópolis, dirigida y narrada la historia por una guía nativa, que encandilaba con su representación de la vida de los griegos de aquella época en torno a la acrópolis.

martes, 5 de noviembre de 2019

Viaje a la Grecia Clásica (VII)

Atravesamos las Termópilas, lugar emblemático por la famosa batalla que lleva ese nombre y que se cuenta como una de las grandes gestas heroicas del ejercito espartano, a pesar de la derrota de los 300 guerreros de Esparta. Esta gesta dio lugar a la famosa película norteamericana 300, dirigida por Zack Snyder.

Y al final del día llegamos a la ciudad de Kalambaka, donde tras pasar la noche en un complejo hotelero que recuerda más a la serie "Cuéntame" que a otra cosa, desayunamos y nos dirigimos a los monasterios de las Meteoras, curiosos complejos sagrados de la época Bizantina que se construyeron sobre las montañas "Meteora". Entre el día lluvioso que nos salió y la rigidez de un viaje organizado, las fotos son las que son.


Desde lo alto del complejo montañoso, la ciudad de Kalambaka se ve diminuta.


A pesar de que los primeros ermitaños poblaron la formación rocosa en el siglo XI, los monasterios cristiano-ortodoxos fueron construidos en el siglo XVI. En la actualidad solo se pueden visitar seis, ya que el resto sufrió muchos daños durante la 2ª Guerra Mundial.

El primero que visitamos fue el Monasterio de Santa Bárbara, pequeño pero muy bien conservado, con la capilla ortodoxa y sus frescos auténticos.


Una curiosa vista del monasterio con la escalera que en ocasiones utilizaban los monjes para abandonar el monasterio sin el permiso de los superiores. Vamos, una forma como otra cualquiera de jugarse la vida.


Y nos trasladamos al Monasterio de San Esteban. Este de un tamaño mucho más considerable y mejor preparado para el turismo.



 Con varias capillas en la que resaltaba esta pequeña construcción con todos los ornamentos bizantinos y cuidada con esmero.


08 de octubre y con esta visita cerramos los cuatro días de tour por la Grecia Clásica. Esa noche tocó dormir en Athenas y ya movernos por nuestra cuenta por la principal polis griega.


 

sábado, 2 de noviembre de 2019

Viaje a la Grecia Clásica (VI)

Ya estamos en el continente y hoy toca ver uno de los lugares más emblemáticos de la Grecia mitológica, Delfos, el "ombligo" de la tierra, santuario de la época micénica (más de 1000 años antes de Cristo). Hacia el 800 antes de Cristo se construyó el Templo de Apolo, eje central del santuario. En esta primera imagen, se aprecia la planta del templo y en primer plano el teatro con sus gradas en aceptable estado de conservación.


Este lugar tuvo su gran importancia por el llamado Oráculo de Delfos, donde los grandes reyes griegos acudían para consultar al oráculo el futuro de sus acciones bélicas, sus acciones de gobierno, etc.

En el centro de su planta, estaban las escaleras que bajaban al Adio donde una pitonisa llamada Pitia bebía agua de una fuente, masticaba laurel y respiraba los gases que salían del centro de la tierra, entrando en trance, emitiendo palabras incomprensibles, para ser los sacerdotes quienes hacían la interpretación y se la transmitían a la personalidad solicitante. Vamos, un proceso del todo objetivo.


El yacimiento arqueológico es de tal importancia que alumnos de prestigiosas universidades europeas, sobre todo alemanas, explican al resto de compañeros los detalles e historia de estas "piedras", ante la atenta mirada de la profesora.


Para tener contentos a los dioses y que los oráculos sea favorables, las polis griegas edificaban pequeños templos donde depositaban allí tesoros y exvotos. El mejor conservado, el Tesoro de los Atenienses.


Entorno al año 600 antes de Cristo, se empezaron a celebrar allí los juegos Pitios, en honor a Apolo. Por eso, entre los restos aun se puede ver el gimnasio, pero sobre todo destaca el estadio, en este caso muy bien conservado y con gradas de mármol.


Como curiosidad, esta semana en el trabajo, al analizar un proyecto de prospección social redactado por una empresa de estudios de opinión, iban a poner en práctica el "metodo Delphis" palabra derivada de Delfos, que cosiste en entrevistas a intelectuales, influencers, etc. sobre temas que se quieren explorar a futuro. Vamos casi como pedir al oráculo como va a ser la sociedad dentro de unos años. Hay sociologos a los que no le gustan mucho el nombre de esta técnica, pero ..... así se le bautizó.

Con esta visita dejamos las faldas del Parnaso y nos ponemos en marcha camino a las Meteoras.



martes, 29 de octubre de 2019

Viaje a la Grecia Clásica (V)

Salimos del Peloponeso tras dos días de viaje por sus entrañas y atravesamos el Golfo de Corinto junto a su espectacular Puente de Rio Antirio, que une el norte del Peloponeso con el resto de Grecia. Construido entre 1999 y 2004, une dos antiguas fortificaciones.

Lo pudimos ver desde el ferri por el que atravesamos el golfo paralelos al imponente puente. Por cierto, si me preguntais que pinta un servicio de ferry realizando un servicio que ya hace el puente, la respuesta es sencilla, ni pppppp idea 😞😞😞😞




Bueno, y ahora la polizona que se nos ha colado en la foto. Por lo menos aquí está más sonriente que en la entrada anterior 😄😄😄😄


Ya nos metemos en el continente y seguimos contando las aventuras de este viaje.

viernes, 25 de octubre de 2019

Viaje a la Grecia Clásica (IV)

Y llega uno de las visitas más esperadas de este viaje por el mundo clásico, Olimpia. No se si es lo más interesante de Grecia, pero solo por su significado deportivo que se ha transmitido tras casi 3.000 años hasta los Juegos Olímpicos actuales, lo hacen un lugar de un atractivo especial.

Entramos y puede que a alguno le decepcione un poco, porque prácticamente, todo lo que se ven son piedras por los suelos, así que lo que hay que hacer es activar la imaginación y de paso, ganas de soñar un poco.

Lo primero que se ve es el Gimnasio y seguido la Palestra, lugar donde se practicaba la lucha y como podéis imaginar, de aquí viene el significado actual de "salir a la palestra".


Y si seguimos la visita, llegamos a la residencia de los invitados y la de los atletas. Hay que entender que llegaban miles de visitantes a presenciar los juegos cada cuatro años, pero estos se alojaban fuera del recinto deportivo, permitiendo sólo pernoctar en el interior a los atletas y a invitados distinguidos.


También había edificaciones conmemorativas sin una utilidad específica, como el Filipeo, construido por Filipo II  con motivo de la victoria en la batalla de Queronea.Único tempo dedicado a humanos, en lugar de dioses.


Pero lógicamente, como era lo habitual en el mundo griego, no podían faltar los templos para la adoración de los dioses, como el templo Hereo, dedicado a la diosa Hera


Y lo que no puede faltar en unas olimpiadas, la llama olímpica.


La imagen puede llevar a equívoco, la llama se encendía en el altar de Zeus del primer plano. La construcción del fondo es un construcción romana posterior.

Y aunque con poco protagonismo de piedras, el estadio donde se celebraban la gran parte de las competiciones. Era una espacio con gradas naturales en pendiente donde se colocaban los espectadores. A la derecha de la imagen se puede observar la "exedra" donde se colocaban los jueces y los ciudadanos de especial categoría.


Os podéis imaginar qué sería en aquella época salir al estadio por este pórtico-túnel  donde esperan vociferantes 46.000 espectadores. Tenía que ser algo espectacular. Además, cuando un atleta era seleccionado para ir a los juegos, pasaba automáticamente a pertenecer a la alta sociedad.


 Y bueno, aprovecho para presentar a nuestra guía griega y parte del grupo. No hay mas que mirarles las caras para echarse unas risas.


 En pocos días nos vemos saliendo del Peloponeso.



martes, 22 de octubre de 2019

Viaje a la Grecia Clásica (III)

Tras la visita a Micenas, vuelta al autobús, nuestra "casa estos cuatro días de tour", y no muy lejos, parada obligada en el Tesoro de Atreo, la tumba de Agamenón. Construida durante la Edad de Bronce, unos 1250 años antes de Cristo, es la tumba abovedada más monumental que se conserva en el país.


Entrar, salir, admirar las piedras y ...... al autobús, que ahora nos vamos a ver un teatro realmente impactante, el Teatro de Epidauro. Esta obra del siglo IV antes de Cristo está totalmente integrada en plena armonía con el paisaje. En la actualidad se siguen celebrando representaciones teatrales de comedia y tragedia, siendo especialmente valorado por su perfecta acústica, merito indiscutible de los arquitectos de la civilización griega.




Terminada la visita, que merece la pena, nos vamos a Olimpia a dormir. El día de mañana promete 👏👏👏

miércoles, 16 de octubre de 2019

Viaje a la Grecia Clásica (II)

Iniciamos el viaje por el Peloponeso, una peninsula dominada en la antigüedad por Esparta, una de las polis más protagonistas en el pasado y famosa por su preparación para la guerra, así como por su carácter "espartano" por ser una población poco dada a los lujos.

La entrada al Peloponeso la hacemos por Corinto, donde nos encontramos con su espectacular canal del Siglo XIX. Pero su historia es mucho más antigua, nada más y nada menos que la idea rondaba las mentes de los griegos desde el siglo VII antes de Cristo. Todo se quedó en ideas, ya que para la época era una obra de gran envergadura y demasiado costosa, por lo que a pesar de que las excavaciones se iniciaron en varias ocasiones, nunca se culmino el proyecto hasta la era moderna.



Y como primera parada importante, nos vamos a ver el yacimiento arqueológico de Micenas, en el centro del Peloponeso, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Estamos ante unas de las primeras civilizaciones, con asentamiento desde por lo menos 2000 años antes de Cristo.



 La puerta de los Leones es una de los detalles arqueológicos más importantes, con una antigüedad de unos 1.300 años antes de Cristo, puede ser el primer escudo representativo de una dinastía que se conserva de la historia.


Y otro detalle de gran interés del yacimiento, es el círculo de tumbas donde se enterraban a los privilegiados habitantes de la urbe y donde se han encontrado importantes ajuares funerarios.


Continuamos viaje.